Christianity, faith, Uncategorized

Católico es Cristiano parte 2: Paradoja cristiana

Este será un artículo doble. En primer lugar, corregirá algunos malentendidos sobre la fe católica. También mostrará que no todos los católicos son iguales. Así que agárrate para un viaje en montaña rusa.

Mi último artículo sobre la fe católica fue un razonamiento sobre el Rosario. En él definí por qué los cristianos católicos lo hacen, la comprensión bíblica detrás de él, y la forma en que se hace. Este post analizará las devociones, como el Rosario, en forma amplia.

Las devociones, como el Rosario, las coronillas, el Oficio Divino, la Adoración, etc. son todas formas en que los de la denominación católica se permiten entrar en comunión con Dios. Para los católicos, son lo mismo que el estudio de las escrituras, las devociones diarias, etc.

Este es el principal malentendido. La Iglesia no los exige ni los obliga. Son un tipo de cosa que se toma o se deja. No hay ningún castigo por no hacerlas. Yo personalmente hago muy pocas devociones. Hago el Rosario, aunque estoy empezando a hacer las cuentas de la oración de Jesús más a menudo. Hago el Oficio Divino diariamente, porque el Oficio Divino no es más que múltiples salmos y lecturas diarias (leer la Biblia y un buen libro).

Otro malentendido es creer que tomamos la palabra del Papa como ley. Sólo hay un momento en el que eso es necesario. Esto es cuando el Papa habla Ex Cathedra (desde la Cátedra de Pedro) lo cual es sólo sobre Doctrina y Dogma y no se ha hecho desde el Papa Pío X en los años 50. Sí, el Papa puede escribir encíclicas, pero como cualquier otro escrito, se pueden tomar o no tomar.

La primera afirmación de esta pieza enumeraba dos objetivos. Corregir los malentendidos, y eso se ha hecho, aunque no en la medida. Entonces, ¿a qué se debe la parte de la declaración que no es igual? Aquí está la montaña rusa.

No me adhiero a toda la doctrina de la Iglesia Católica. Tampoco me adhiero a toda la doctrina y dogma de las denominaciones protestantes. Permítame explicarle antes de que usted, el lector, diga que esa declaración “escoge y elige”. No, no lo hago. No me adhiero a la doctrina y al dogma que no está apoyado por la Sagrada Escritura.

Todas las denominaciones doblan un poco su punto de vista sobre diversas doctrinas de la fe. Aquí hay una protestante principal para aquellos de creencias pentecostales y carismáticas. El hablar en lenguas. El hablar en lenguas dentro de estas denominaciones y movimientos creen que la señal del bautismo en el Espíritu Santo es hablar en lenguas. Esto viene de los versos que hablan de los Discipulos en el dia de Pentecostes. Sin embargo, viendo que cada persona que escuchaba entendía a los Discípulos en su propia lengua, hay que asumir que sólo significa que los Discípulos hablaban una lengua extranjera y conocida que no sabían hablar. No una “lengua angélica”.

Ahora bien, la biblia habla de una lengua angélica, pero viene con reglas. Tiene que haber un intérprete o el hablante tiene que abstenerse o ir a otra área hasta que se termine de hablar. La “lengua angélica” es estrictamente para enseñar y edificar a la iglesia. De ahí la necesidad de un intérprete.

Mientras que la diversidad de lenguas es uno de los nueve dones del espíritu, esta es una referencia del cambio inmediato de la lengua a través del poder del Espíritu para que alguien de una lengua desconocida pueda entender. Este es también el trabajo de otro don, la interpretación de lenguas. Mientras que, la lengua angelical es real, no es de lo que habla la mayoría de los versos. Escribiré más adelante sobre la “lengua angélica” como prueba del espíritu santo y sus orígenes como los entendemos ahora.

Igualmente, en la fe católica, hay dogmas y doctrina que no tienen base bíblica (y que se determinan en diferentes momentos de los últimos dos mil años más. Como el Purgatorio. La Iglesia utiliza versos como “oraciones de los muertos” para justificar esta doctrina. Sin embargo, el Antiguo Testamento nos dice que los muertos no saben nada. Esta doctrina se relaciona con el limbo para aquellos que mueren sin llegar a una edad de entendimiento y sin el bautismo.

Este concepto fue invertido por los protestantes. En lugar de un lugar para terminar de limpiar el pecado, los “muertos” inmortales van inmediatamente al Cielo o al Infierno al morir, dependiendo del estado de su alma. Con esto también tengo un problema. Si existiera el transporte inmediato a uno u otro en el momento de la muerte, ¿por qué tendría que haber una resurrección de los MUERTOS?

La primera resurrección ocurrió realmente. ¿No me creen? Lee los diferentes textos de la Crucifixión. Cuando Cristo fue crucificado, algunos de los muertos salieron de sus tumbas. Dejando eso de lado, si estoy muerto y soy trasladado inmediatamente al Cielo, volver a la tumba para ser resucitado en la venida del Señor sería una enorme pérdida de tiempo. A su vez, si los malos están en el infierno en el momento de la muerte, ¿por qué la necesidad del Juicio del Trono Blanco? El infierno es el lugar de castigo después de que ese juicio tenga lugar. ¿Ves lo ilógico que sería? ¿Por qué Cristo los obligaría a ser removidos de la felicidad eterna con Él sólo para que regresen a la tumba y sean resucitados de nuevo?

Ni el purgatorio (lugar de eliminación de todo pecado porque aparentemente la Cruz no hizo lo suficiente’ ni el cielo/infierno inmediato (lugar de recompensa o castigo) tienen sentido. Y no digas que Dios es misterioso en sus caminos. Sí, lo es. Pero también dio su palabra (la Sagrada Escritura), la capacidad de discernir a través del poder del Espíritu Santo, y un cerebro para pensar las cosas.

Otra cosa a la que no me adhiero es al concepto de que se necesita un sacerdote para el perdón. ¿Voy a un sacerdote en el confesionario? Sí, un par de veces al año.  PERO, después de haberme arrepentido y haber sido perdonado por Dios a través de la Cruz de Cristo. Voy al sacerdote porque todo el mundo necesita oír que está perdonado de vez en cuando.

Si haces algo a un ser querido o a un amigo, o incluso a alguien que no conoces, y te arrepientes, escuchar esas palabras te quita una presión del corazón. Puedes sentir el alivio. Si es alguien que sabes que te ha perdonado, pero no lo escuchas, puede jugar en tu mente hasta que escuches las palabras. Para mí (y no sé lo que piensan muchos otros católicos al respecto) es por lo que voy. Sé que Dios me ha perdonado, a veces, pero es bueno tener esa seguridad hablada.

Otra es que María, Madre de Jesús (DIOS), nació sin pecado original. Esto no lo creo. La Biblia contradice esa teoría. Las Escrituras nos dicen que a través de Adán vino el pecado. Todos los que nacieron después de ese punto (cuando AMBOS) Adán y Eva se equivocaron, ese pecado era ahora perpetuo en el hombre hasta el día de su nacimiento de nuevo. Yo creo, que al aceptar la voluntad de Dios de ser la madre del Cristo, ella fue hecha santa y sin pecado en ese momento. Pero que nació sin él, no.

No soy un católico típico porque no soy nada típico. Fui salvado y bautizado en la Iglesia del Séptimo Día de Adviento. Y antes de que digas algo, ellos también son cristianos. Puede que escriba sobre eso en algún momento en el futuro. Me confirmé en la Iglesia Católica en 1999, tres años después de haberme salvado.

Entre 1996 y 1999, he sentido la presencia del Espíritu Santo. He sido testigo de curaciones instantáneas milagrosas, incluso después de convertirme en católico. Creo que todavía hay profetas y soñadores. Todavía mantengo conmigo, ciertas partes de mi cristianismo no católico. ¿Por qué? Porque conozco su poder. Conozco los signos que siguen y creo en ellos. También creo en el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad en la Santa Eucaristía (Comunión).  He sentido la presencia tanto comulgando como con la imposición de manos.

Ninguna denominación tiene toda la verdad. Se ha vuelto un poco sesgada debido a los edictos y pensamientos del hombre. Nosotros, como cristianos, debemos recordar que todos somos hermanos y hermanas en Cristo, cubiertos y lavados por la sangre derramada en la Cruz. Sí, tendremos diferencias de opinión. Pero lo que hay que recordar es que Cristo mismo dijo que había seguidores y creyentes aparte de los Apóstoles.

La Biblia tiene algunas personas que creyeron pero no andaban con el pueblo de Dios. Melquisedec era sacerdote y rey de Dios cuando conoció a Abram. El Centurión en la Cruz no era un seguidor de Jesús pero creía.

El caminar de una persona con Dios es personal. La Iglesia a la que asiste es pública. Los frutos que muestra son de la primera, no de esta última. Que no sea católico no significa que no sea salvo. Así como no hablar en lenguas no significa que no haya sido tocado por el Espíritu Santo.

Nosotros como cuerpo de Cristo estamos muy ocupados perdiendo una de las enseñanzas más importantes de la Sagrada Escritura. Dios corrigió al profeta Samuel como ahora nos corrige a nosotros. “Pero el Señor dijo a Samuel: No mires su aspecto, ni la altura de su estatura, porque lo he rechazado; porque el Señor no ve como el hombre; pues el hombre mira la apariencia exterior, pero el Señor mira el corazón. (1Samuel 16:7)Así que seguiré siendo una mezcla de protestante y católico. Seguiré leyendo la RSV-Edición Católica y la KJ. Seguiré cantando liturgia e himnos. Seguiré hablando del amor y la recompensa, así como del pecado y el castigo de Dios. Seguiré dando mi testimonio. Porque para mí, se trata de salvar un alma, no el letrero frente al edificio.

Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s